El PP pretende confundir sobre la realidad de la tramitación de los expedientes afectados por las ayudas del IVACE para los polígonos industriales

by Información

Los motivos manifestados por el Partido Popular de Crevillent en su denuncia son un burdo engaño a la ciudadanía de quien no acaba de digerir estar en la oposición

El primer teniente alcalde y concejal de Industria Manuel Penalva Alarcón sale al paso de las declaraciones de la edil Mari Carmen Candela acusando al Partido Popular de que “en sus 24 años de gobierno nunca se preocupó por mejorar nuestros polígonos industriales que dejó en su más absoluto abandono, con calzadas llenas de baches, con una iluminación defectuosa e insuficiente, una falta evidente de seguridad y una suciedad a la vista de todos. Siendo el actual Gobierno Municipal quien trabaja para revertir la inacción de un partido que lo único que ha conseguido en todo ese tiempo ha sido la marcha de muchas empresas a poblaciones colindantes y una problemática urbanística en estos espacios sin resolver. Ahí tenemos los ejemplos del Polígono de la Cerámica, del Polígono del Boch, y de una zona residencial como la de El Pinar abandonada a su suerte, y encima ahora acusan a este gobierno de mala gestión y parálisis.

La Sra. Candela al parecer no recuerda que conforme a un estudio publicado en 2018 por el Instituto Nacional de Estadística sobre “Indicadores Urbanos” con parámetros de contenido socioeconómico para conocer la calidad de vida de los municipios con población superior a 20.000 habitantes, aparece Crevillent como uno de los municipios más pobres de la Comunidad Valenciana con una renta por habitante de 7.213 euros anuales, no alcanzando el umbral de pobreza, y este mérito, sin duda, solo puede atribuirse a la nefasta política industrial y sobre empleo del Partido Popular.

Es la excusa del mal perdedor y de quien en tantos años no se ha preocupado por el desarrollo industrial de Crevillent, y ahora acusan de mala gestión y de parálisis a un Gobierno que en poco más de dos años se ha preocupado más por la industria crevillentina y por sus áreas empresariales que el Partido Popular en casi un cuarto de siglo.

En cuanto a la subvención concedida al Ayuntamiento por el Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE) para la mejora, modernización y dotación de infraestructuras y servicios en los polígonos industriales de la Estación I-4, Cachapets, Faima, y Crevillente Industrial, manifiesta Manuel Penalva que el motivo de la imposibilidad de adjudicar los lotes 2 y 3 correspondientes a los dos últimos polígonos nada tiene que ver con la desidia ni mal hacer del actual Gobierno Municipal.

Al contrario, la diligencia y dedicación en la tramitación de estos proyectos ha sido la correcta y realizada a su debido tiempo, lo mismo que su licitación, pero la edil popular Candela lo único que pretende es desprestigiar la acción del gobierno y del área de contratación del Ayuntamiento cuando gracias a la dedicación y empeño se ha conseguido la adjudicación de dos de los cuatro polígonos, en concreto el I-4 de la Estación y el de Cachapets.

Expone Manuel Penalva, en aras a la transparencia que caracteriza al actual Gobierno Municipal en contraposición al ocultismo de los gobiernos del PP, que para poder solicitar las ayudas del IVACE se tuvo que redactar en un tiempo récord las correspondientes Memorias Técnicas a lo que contribuyó encarecidamente la Oficina de Gestión Industrial de Crevillent (OGIC), organismo adscrito al área de industria en el que jamás creyó el Partido Popular.

Con la notificación de las resoluciones favorables a la concesión de ayudas a los cuatro polígonos, se adjudicó y se redactaron a lo largo del pasado mes de abril los correspondientes Proyectos de Obra, se prepararon de inmediato los pliegos de cláusulas administrativas y técnicas, para a continuación sacar a licitación las obras. Toda esta incesante tarea administrativa culminó con una mesa de contratación a mediados de agosto, y los funcionarios del área y los concejales responsables estuvieron al pie del cañón mientras otros estaban de vacaciones.

No obstante el trabajo realizado, resultó desierta esta licitación de agosto, no se presentó ninguna empresa para ninguno de los polígonos, y se acordó la ampliación del plazo de presentación de ofertas a la vez que se realizó gestiones con varias empresas para que accedieran al concurso. Finalmente presentó su oferta una empresa por los lotes 1 y 4 correspondientes a los polígonos I-4 de la Estación y de Cachapets que son los que finalmente van a ejecutarse.

Pero lejos de las acusaciones de dejadez y mala gestión vertidas por el Partido Popular, el Gobierno Municipal, con las facultades que le permite la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas, no cesó en el empeño de que los otros dos polígonos no quedasen desiertos con reuniones e invitaciones con otras empresas que lamentablemente no obtuvieron el resultado propuesto. Por tanto, acusar al Gobierno Municipal de no adjudicar a tiempo los proyectos, de mala gestión y de parálisis, es una muestra más de lo ridícula que resulta la oposición efectuada por el Partido Popular en la presente legislatura.

Y para que le quede bien claro al Partido Popular, a su concejal Mari Carmen Candela, y especialmente al pueblo de Crevillent, de los motivos alegados razonadamente por las empresas invitadas a tal fin durante todo este tiempo y por qué finalmente no presentaron ofertas sobre los polígonos no adjudicados (Faima y Crevillente Industrial), Manuel Penalva expone que, en primer lugar, las empresas denunciaban una subida generalizada de los precios de las materias primas como el cobre, los derivados del petróleo, el hierro, etc, de hecho los precios de los materiales en el mes abril cuando se redactaron los proyectos, nada tenían que ver con los precios de esos mismos materiales cuando se abrió la licitación en julio, el incremento fue súbito e inaudito.

En segundo lugar, denunciaban las empresas la subida, más que evidente a la vista de todos, de los combustibles, y en consecuencia del precio del transporte, que a su vez encarecía los precios de los materiales. Consecuencia de ello todas las empresas invitadas para la contratación de la ejecución de las obras se mostraron temerosas básicamente por el peligro de desabastecimiento, circunstancia ésta que afecta no solo a España sino a todo el mundo occidental, pues algunas de las empresas constructoras que en un primer momento mostraron una posibilidad de presentar oferta por los lotes 2 y 3 decidieron finalmente no arriesgarse y no comprometerse, pues no podían garantizar el cumplimento de las obligaciones que les correspondía como contratistas debido a los cortos plazos de ejecución de las obras.

Estas han sido las causas reales, culmina Manuel Penalva, por lo que finalmente no se ha podido adjudicar todos los proyectos de obra de mejora y modernización de los polígonos, y no las absurdas conjeturas expuestas por la edil Candela, y no le quepa la menor duda de que este Gobierno Municipal concurrirá a la próxima convocatoria de ayudas del IVACE. Para este equipo de Gobierno, manifiesta Penalva, es una prioridad apostar por la industria, por todo el sector productivo y por nuestras empresas, y en contra de la desbandada de empresas que provocó el Partido Popular, seguimos trabajando porque vengan nuevas empresas que traigan más empleo a Crevillent.

You may also like

Idiomas »